El Nidal, espacio de Juego para bebés

“Lo esencial es que el niño descubra por sí mismo el máximo de cosas
posibles. Si le ayudamos a solucionar todas sus tareas, le quitamos
justamente aquello que es lo más importante
para su desarrollo mental. El niño que logra algo por medio de experimentos autónomos adquiere
conocimientos completamente distintos a los de
un niño a quien se le ofrece previamente la solución”
Emmi Pikler

EL NIDAL es un Espacio de Juego para los más pequeños, desde que caminan hasta los 4 años. La mayor parte de los materiales que ponemos a su disposición son sencillos y orgánicos (madera, lana, arena…), que pueden usar de manera autónoma y con los que pueden experimentar y construir su propio juego, solos o en compañía de otros. Estos materiales no son todos específicos de juego y no están diseñados para una edad determinada; pueden manipularse sin peligro y gracias a ellos, los bebés pueden jugar y experimentar en profundidad.

El Nidal es un espacio seguro, respetuoso con los ritmos y necesidades expresivas y motrices de los bebés. Las personas que asistimos no dirigimos el Juego, no mostramos lo que hay que hacer y, sobretodo, no establecemos juicios sobre él, sino que cuidamos el marco para que sean los propios niños los que decidan en cada momento qué quieren hacer, dejando que el juego fluya de su interior, protegiendo las condiciones en las que se produce.

En el Nidal, el adulto de referencia (papá, mamá…) está siempre presente, observando pero sin intervenir en el juego. Dependiendo de la autonomía de cada niñ@, los adultos pueden estar más o menos cerca; El Nidal es un lugar de cuidado también para los adultos y así, dispondrán de un lugar específico para estar, leer, navegar… si sus pequeños no les demandan. Su presencia es necesaria para dar confianza y seguridad permitiéndoles profundizar en su Juego.

Desde la observación y la vivencia, El Nidal quier ofrecer también un lugar de reflexión y diálogo a madres y padres que tengan el deseo de entender formas diferentes de Juego que respeten verdaderamente la personalidad expresiva y motriz de cada niño, cada niña.

El Nidal parte de nuestra experiencia de muchos años con niños y niñas de diferentes edades pero especialmente con las enseñanzas directas que hemos recibido de Ute Strub, maestra que trabajó durante muchos años de la mano con Emmi Pikler y Elfriede Hengstenberg, dos nombres de referencia de la pedagogía moderna en lo que respecta al trabajo motriz con bebés y niños y niñas de todas las edades.

Ute nos ha enseñado no sólo cuestiones pedagógicas relacionadas con el movimiento y el juego de los bebés (el respeto por la iniciativa del niño, la consideración del bebé como un ser activo, competente, autónomo…) sino que nos muestra algo más allá: la posibilidad de establecer una relación nueva e íntima entre personas (adultos y bebés) basada en el respeto, el cuidado, la verdadera escucha. Y cómo esta relación posibilita el crecimiento y desarrollo integral y armónico, sin necesidad de estimular o forzar procesos desde el exterior.

Aquí os dejamos un pequeño extracto de una película sobre Ute:

 

El Nidal se realizará

los días 26, 27, 28 y 29 de diciembre de 2017 y

2, 3, 4 y 5 de enero de 2018

en Pai2, Avenida de Pablo Iglesias, 34, en Gijón.

Horario: de 11:00 a 13:00 horas

Precio: 12 euros por sesión

40 euros, 4 sesiones

 

2 comments
Carlos FernándezEl Nidal, espacio de Juego para bebés

2 comments

Join the conversation
  • Isabel Mochales - 15 diciembre, 2017 reply

    Hola! Ibamos a ir al Criadero pero se anuló… quería saber qué objetivo tiene en concreto Nidal, es como un espacio de estimulación durante 4 dias?
    Tenemos a Enzo de 7 meses que no podría ir pero su hermana d 2 años si, pero qué diferencia esto de espacios tipo Medrando en Oviedo?

    Carlos Fernández - 18 diciembre, 2017 reply

    Hola Isabel,
    No conozco Medrando, la verdad… Creo que la diferencia puede ser que El Nidal es un espacio de Juego limitado en el tiempo (2 horas) y que los papás o mamás están presentes, más o menos, dependiendo de la autonomía de cada niñ@, sin intervenir en el Juego pero presentes. El tiempo límite para estar lo pone el propio niño. Además, hemos seleccionado mucho el material, es muy sencillo, orgánico y “austero”.Dejamos al niño o niña construir su propio juego, sin necesidad de proponer (En este caso, en otros talleres como el Criadero es diferente), intervenir en él, estimular, etc. No se trata de un “espacio de crianza” sino de Juego. Nos gusta compartir con las familias, desde su observación, el análisis de lo que ocurre en un entorno determinado, con unos materiales determinados.
    Venid y probad un día!
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *